Cirugía Plástica | Doctor Enrique Etxeberria, Cirugía Estética en Bilbao

Cirugía mamaria

Cirugía Plástica - Cirugía mamaria - Reducción Mamaria

Reducción Mamaria

  • Imprimir
  • Enviar email
  • Descargar PDF

También conocido como mamoplastia de reducción, La cirugía de reducción de mama elimina el exceso de tejido adiposo mamario, junto con la glándula y la piel sobrantes, para lograr un tamaño mamario en proporción con su cuerpo y así aliviar las molestias asociadas a la gigantomastia (mamas grandes). Unas mamas demasiado grandes pueden hacer que muchas mujeres tengan tanto problemas de salud como emocionales. Además de una cuestión de imagen, experimentará dolor físico y el malestar.

La mamoplastia de reducción, es la cirugía de reducción mamaria que elimina el exceso de tejido adiposo mamario, además del tejido glandular y la piel en exceso, para lograr un tamaño de las mamas proporcionado con su cuerpo y para aliviar las molestias asociados a unas mamas de tamaño excesivo.

Si desea más datos sobre este apartado puede descargarse el PDF con información más completa.

LA PACIENTE IDONEA

La cirugía de reducción mamaria es un procedimiento altamente individualizado y será una buena opción para usted si:

• Usted está físicamente saludable.
• Usted tiene expectativas realistas.
• Usted no fuma.
• La persona está molesta por la sensación de que sus mamas son demasiado grandes.
• Sus senos limitan su actividad física.
• Experimenta molestias en espalda, cuello y dolor en el hombro causado por el peso de sus mamas.
• Usted tiene hendiduras regulares en las zonas de apoyo del sostén.
• Usted tiene irritación de la piel debajo del pliegue de la mama.
• Sus pechos cuelgan hacia abajo y hay estrías en la piel.
• Sus pezones están ubicados por debajo del pliegue mamario.
• Usted tiene un ensanchamiento de la areola (habitualmente mayor de 5cm.).

RECOMENDACIONES PREOPERATORIAS

El éxito y la seguridad del procedimiento de mamoplastia de reducción dependerá en gran medida de que usted pueda transmitir a su cirujano sus objetivos y expectativas. Le será realizado un chequeo médico exhaustivo. Será importante que comente con su cirujano los siguientes aspectos:

• ¿Por qué quiere someterse a la cirugía, sus expectativas y el resultado deseado.
• Las condiciones médicas, alergias a medicamentos y tratamientos médicos.
• Cirugías previas
• Antecedentes familiares de cáncer de mama y los resultados de cualquier mamografías o biopsias previas.


El cirujano valorará su estado general de salud y las condiciones de salud pre-existentes o factores de riesgo, examinará sus mamas, y realizará mediciones detalladas de su tamaño y forma, calidad de la piel, la colocación de los pezones y de las areolas. Igualmente tomará fotografías de su caso. Es importante que comente con su cirujano las diferentes opciones de tratamiento, así como las recomendaciones postoperatorias hasta el alta clínica definitiva (1 año). Igualmente es importante que discuta con él los previsibles resultados de su procedimiento de reducción mamaria así como los posibles riesgos o complicaciones potenciales.

ANESTESIA Y HOSPITALIZACIÓN

Es un procedimiento que se realiza habitualmente con anestesia general, si bien en casos seleccionados se puede realizar con sedación y anestesia locoregional. Habitualmente el tiempo de ingreso son 24 horas. La duración del procedimiento quirúrgico suele oscilar entre 1h y 30 min. y 2h y 30 min., dependiendo del caso.

LA INTERVENCION

La mamoplastia de reducción se realiza generalmente a través de incisiones mamarias en las que se extirpa el exceso de grasa, tejido glandular y la piel sobrantes. En algunos casos, el exceso de grasa puede además removido a través de una liposucción combinada con las técnicas de escisión descritas a continuación. Sólo en casos seleccionados, la liposucción por sí sola puede ser la técnica elegida; será en aquellos casos en los que el tamaño excesivo de la mama es debido a un exceso de grasa, sin que exista exceso de glándula y piel susceptibles de ser removidos quirúrgicamente. La técnica utilizada para reducir el tamaño de sus mamas vendrá determinada por su condición individual, la composición de la mama, la cantidad de reducción deseada, sus preferencias personales y el consejo del cirujano.

RESULTADOS

La mamoplastia de reducción logra efectos muy satisfactorios en la mayoría de los casos tanto desde el punto de vista estético como funcional. En algunos casos en concreto, puede ser necesario un segundo tiempo quirúrgico para pequeños retoques. Su cirujano le informará a éste respecto. Las cicatrices son permanentes y notorias, si bien quedan estéticamente muy disimuladas. Es fundamental seguir las instrucciones de su médico después del alta hospitalaría hasta el alta clínica definitiva (1 año). Es importante que las incisiones quirúrgicas no sean sometidas a una fuerza excesiva, a la abrasión, o movimiento durante el tiempo de curación. Su médico le dará instrucciones específicas sobre cómo cuidar de sí mismo y minimizar los riesgos de la cirugía de reducción de mama.

Tras una mamoplastia de reducción se coloca un vendaje oclusivo durante los primeros 3-4 días. Posteriormente se utiliza un sujetador especial durante 4 semanas. Durante éste período no debe realizarse ejercicio físico.

La mayoría de los pacientes vuelve a sus quehaceres habituales en 3 o 4 días. Las suturas quirúrgicas se retirarán en 8-10 días.

Las molestias son habitualmente mínimas. No obstante se le pautará medicación analgésica/ antiinflamatoria apropiada en los días postoperatorios para minimizardichas molestias.

Los resultados de la mamoplastia de reducción son duraderos. El tamaño de su nueva mama le ayudará a aliviar los síntomas previos a la intervención. Su nueva figura será compatible con la ropa normal y habitualmente la autoconfianza y seguridad con la nueva imagen se ve muy reforzada. Con el tiempo el aspecto de las mamas variará en función principalmente del envejecimiento biológico, las fluctuaciones de peso, factores hormonales y la gravedad.