Cirugía Plástica | Doctor Enrique Etxeberria, Cirugía Estética en Bilbao

Liposucción

Cirugía Plástica - Liposucción - Abdomen

Abdomen

  • Imprimir
  • Enviar email
  • Descargar PDF

La liposucción, también conocida como lipoplastia, es uno de los procedimientos de cirugía plástica más comúnmente realizados. Con frecuencia, los depósitos localizados de grasa pueden desarrollarse en varias regiones del cuerpo. Estas regiones generalmente persisten a pesar de llevar una buena alimentación y realizar ejercicio, lo cual contribuye al aspecto desproporcionado de la figura. La liposucción remueve el exceso de tejido adiposo, dándole una nueva forma al contorno corporal y creando un aspecto más delgado. La liposucción puede realizarse sola, pero también puede realizarse con otros procedimientos tales como la cirugía de abdomen o abdominoplastia. La liposucción no es un tratamiento efectivo para la celulitis o la obesidad. Las personas que consideren someterse a una liposucción deben estar saludables y tener relativamente un buen estado físico, tener una piel firme y elástica y un buen tono muscular, y estar dentro del 30% de su peso ideal.

INYECCION DE LIQUIDO TUMESCENTE

Aunque existen varias técnicas diferentes de liposucción, la técnica tumescente es el tipo más comúnmente utilizado de procedimiento de liposucción. Antes de remover la grasa, se inyecta líquido tumescente en el área de tratamiento a través de un dispositivo hueco denominado cánula. Esta solución, que está compuesta por solución salina, lidocaína y epinefrina, ayuda a adormecer el área de tratamiento, controlar la hemorragia y facilitar la remoción de grasa.

LIPOSUCCION

El cirujano insertará la cánula de liposucción en la capa de grasa que se encuentra bajo la piel. Con movimientos hacia atrás y hacia adelante, el cirujano utilizará la cánula para aflojar y romper el tejido adiposo del área. Para remover la grasa se utiliza un dispositivo de succión, como un aspirador quirúrgico conectado al extremo opuesto de la cánula. En algunos casos, la grasa puede removerse manualmente utilizando una jeringa que está conectada a la cánula. Luego del procedimiento, es muy probable que las incisiones se cierren con puntos, aunque algunas son tan pequeñas que pueden cicatrizar sin puntos.

RECUPERACION DE LA LIPOSUCCION

Al igual que con cualquier procedimiento quirúrgico, es posible que experimente algo de dolor, hinchazón y hematoma luego del procedimiento de liposucción. Es posible que su médico le sugiera usar un vendaje de compresión durante dos a seis semanas, lo cual será una parte importante de su proceso de recuperación. El vendaje de compresión es bien ajustado y mantiene unidos los tejidos, mientras le proporciona comodidad y sostén en el transcurso de la cicatrización. Controla la hinchazón evitando que se acumule líquido en el área de tratamiento, y también ayuda a que la piel se adapte a los nuevos contornos corporales.

Probablemente usted pueda regresar al trabajo en unos pocos días y retomar sus actividades normales en aproximadamente una a dos semanas. Podrá notar una mejora en su aspecto muy poco tiempo luego de la cirugía. Y podrá notar una mejora aún mayor en el lapso de cuatro a seis semanas luego del procedimiento, a medida que desaparece la hinchazón. Los resultados finales probablemente se notarán en aproximadamente tres meses. Aunque durante este procedimiento las células grasas se remueven en forma permanente del área de tratamiento, es importante saber que la liposucción no evita el aumento de peso. Para mantener los resultados del procedimiento, es importante seguir una dieta sana y una rutina de ejercicio.